“Yo era muy inquieta y no encontraba ningún deporte que me gustara, hasta que a los 11 o 12 años me anoté en Taekwondo y es el día de hoy que todavía me encanta”, recuerda Abril Lascano, estudiante del Profesorado de Educación Física en el Quality ISAD de Córdoba y medalla de bronce en los Juegos Universitarios Panamericanos que se disputaron en julio pasado en San Pablo. 

La relación exitosa entre Abril y el Taekwondo comenzó en la Universidad Nacional de Córdoba y allí sigue: entrena todos los días con federados, bajo la atenta mirada de Jorge Álvarez, su profesor. Fue gracias a Jorge que se acercó al Deporte Universitario: “Él viajó el año pasado a las Universiadas de Taipei y después compartió su experiencia con nosotros, muy entusiasmado”, cuenta Abril. Así fue como llegó a los FISU América Games. De su primera participación en un evento internacional universitario se trajo una medalla de bronce y un montón de vivencias: “Representar a la Argentina fue increíble, un conjunto de emociones y sentimientos que espero se repita”.

Abril está recién cursando su primer año como estudiante de Educación Superior, antes de empezar pensó en dejar Taekwondo. Como le estaba yendo bien, se propuso intentar seguir adelante con las dos cosas. “Me costó arrancar, pero logré acomodarme. Curso a la mañana y entreno desde las 4 de la tarde hasta las 9 de la noche, así que aprovecho ese tiempo intermedio para estudiar”. Hoy está convencida de que si se pone empeño y ganas, es posible llevar adelante la doble carrera “y los resultados se disfrutan un montón”.