Su primera experiencia en el Deporte Universitario fue cuatro años atrás, en los JUAR 2014. En ese momento estudiaba el Profesorado de Educación Física en Entre Ríos -es de Crespo- y se entusiasmó tanto con la idea, que se anotó para competir en vóley, futsal y atletismo. “Fue una locura estar en las tres disciplinas, pero una experiencia muy linda”, recuerda.  Ya recibida de Profe, se mudó a Rosario para estudir Trabajo Social en la UNR. Y se quedó en el equipo de atletismo. Su especialidad es Salto en alto: fue finalista olímpica en los Juegos Olímpicos de la Juventud, Campeona Sudamericana Sub 18 y Sub 23 y Campeona Argentina en 6 oportunidades. Y acaba de sumar un nuevo logro, porque obtuvo la medalla de bronce en los Fisu América Games que se están disputando en San Pablo.  “No hay medalla ni palabras que expresen lo agradecida que estoy con cada persona que hizo posible esto”, dijo Betsabé. Ella, como las otras 194 personas que forman parte de la delegación argentina, recibió ayuda económica para poder participar de estos primeros Juegos Universitarios Panamericanos.

Los Fisu América Games son su primera experiencia internacional en el Deporte Universitario y aunque demostró que está para grandes logros, siempre tiene los pies sobre la tierra: “Estoy en un período en el que busco caminar el camino que se vaya presentando y disfrutar de ello”, cuenta. “Es un evento hermoso por donde lo mires y no hay manera de que lo que vivimos no sea para crecer, aprender y expandirnos como personas, encontrarnos con la diversidad en su máximo esplendor y compartirla entre todos; eso me parece muy motivante y enriquecedor.”

Organización, actitud, voluntad y determinación  son las claves para llevar adelante una carrera deportiva a la par que una académica. Pero hay algo más importante, que es  “la familia y el círculo que me rodea, el entrenador, kinesiólogos, la familia y los amigos. Es el acompañamiento, el apoyo y la empatía de todos ellos lo que me permitió y me permite seguir haciendo ambas cosas”.

Betsabé tiene mucho para decir sobre la Educación, el Deporte y el proyecto Doble Carrera: “Me pone muy contenta que se apueste al estudio y al deporte, de hecho se han perdido miles de talentos en esa transición que hay entre el final de la secundaria y el inicio de la Universidad, debido a que por ahí el deporte no te asegura un futuro, es muy impredecible. En mi opinión, deberían ir de la mano siempre, pero como ambas requieren de su tiempo y dedicación, si no hay una buena organización y un respaldo desde el medio en el que uno se rodea, se complica muchísimo. Considero que es algo importantísimo, porque uno no es deportista toda la vida, lamentablemente, y tal vez al final de tu carrera deportiva no sabés para dónde agarrar, se te pierde el norte muchas veces y eso puede tener graves consecuencias a futuro. Está bueno estudiar, no solo para tener cierta seguridad, sino también para encontrar un propósito, un objetivo de vida diferente del deporte. Creo que somos mucho más que deporte.  No hay algo más sano y enriquecedor que poder estudiar y hacer deporte a la vez,  son dos herramientas muy nutritivas para nuestra formación como personas”

¿Qué cosas del deporte te sirven para tu vida académica?

El deporte es mi mayor maestro en la vida, los valores que aprendí son impagables, desde el respeto a uno mismo y a los demás, el compañerismo y la solidaridad hasta la organización y la disciplina. La resiliencia es lo que más experimenté con el deporte; cada situación dolorosa u obstáculo que se fueron presentando a lo largo de mi carrera me dejaron enseñanzas y me fortalecieron en todos los aspectos de mi vida. Entonces, esa fortaleza y sabiduría las traslado a mis estudios. Entendí que el camino no va a ser fácil, pero que es en realidad lo más importante; que un final o el título son solo un simbolismo de un gran proceso, así que día a día voy disfrutando de lo que se me presente para seguir aprendiendo y creciendo en la vida.

Artículos Relacionados