Durante 10 años representó a la Argentina como deportista y ahora lo sigue haciendo desde su rol de entrenadora. María del Pilar Pereyra, que dirigió los equipos nacionales universitarios que compitieron en Gwangju 2015, Miramar 2016 y Taipei 2017, fue nombrada  Personalidad Destacada del Deporte en la Legislatura Porteña. Un merecido reconocimiento a su impecable carrera.

Pilar integró el seleccionado argentino de natación entre los años 1990 y 2000. Durante esa década compitió en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996 y Sidney 2000. Uno de sus grandes logros fue la obtención de dos medallas de bronce en los Panamericanos de Mar del Plata 1995, en los 200m mariposa y 4x200m libres. Además, durante 7 años consecutivos se consagró Campeona Nacional en infantiles y juveniles. Y, como si fuera poco, fue la primera nadadora argentina en ganar la Copa del Mundo. No una, sino dos veces: en Roma 1994 y en Perth 1998.

Estos son sólo algunos de los hitos deportivos en la carrera de esta gran atleta y entrenadora, que colabora con entusiasmo  y dedicación en todas las actividades que encara FeDUA.

El acto de distinción tuvo lugar en el Salón Presidente Perón de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Hizo entrega el Legislador Javier Gentilini y acompañaron Gustavo Roldán, Jefe técnico Selección Argentina de Natación y entrenador en tres Juegos Olímpicos; Walter Rodriguez, Técnico Nacional de los Juegos Olímpicos Buenos Aires 2018; Lic. Gabriela Marina Viglino, Juez FINA en Mundiales y en los JJOO Río 2016 y primera Jueza olímpica del país en nado sincronizado y Emiliano Gordin, Responsable de Relaciones Institucionales de FeDUA.

“Sin dudas, todos los logros de Pilar como atleta son más que suficientes para que reciba este reconocimiento, pero para la FeDUA su tarea como dirigente deportiva es tan significativa como lo fue su carrera deportiva. Para nosotros, y valga la redundancia, es un pilar fundamental para el desarrollo de la Natación en el ámbito universitario, por su esfuerzo, su dedicación, su gran compromiso y capacidad”, expreso Gordin.

Artículos Relacionados