El rector de la UNNOBA, Guillermo Tamarit, recibió a los equipos que participaron en la instancia final de los Juegos Universitarios Argentinos (JUAR). En esta edición de los Juegos, la UNNOBA tuvo una destacada actuación, dado que se consagró campeón el equipo de básquet masculino y el de fútbol obtuvo el cuarto puesto.

 

El recibimiento a los deportistas se desarrolló en el Chalet Mr. York, sede del Rectorado, y participaron del mismo los estudiantes y profesores que fueron parte de la delegación, además del secretario de Extensión Universitaria, Juan Pablo Itoiz, y el director de Deportes, Carlos Ciotta.

 

“No hay triunfo sin esfuerzo”

En el recibimiento, Tamarit felicitó a los deportistas y señaló que “para la Universidad, el deporte es una de las claves de la relación con los jóvenes”, y profundizó: “Siempre decimos que la cultura, la informática y el deporte conforman un triángulo en el cual siempre podemos encontrar excusas para coincidir en las expectativas de la institución con las de cada uno de los jóvenes, más allá de la actividad específica que realizan como estudiantes universitarios”.

En ese marco, el rector remarcó que este triunfo “no es más que el reconocimiento al esfuerzo y se traduce en competir y ser mejores; y también es un poco lo que pasa en la vida: no necesariamente porque uno gane todos los demás pierden, pero sí sucede que no hay triunfo sin esfuerzo y eso es lo que nosotros queremos resaltar”.

_DSC2862La máxima autoridad universitaria también subrayó “la manera en que se desarrolla el esfuerzo”, que tiene que ver “con una forma que refiere a las buenas personas, a que los planteles –que incluye a los profesores y a los alumnos que los integran en todas las disciplinas– más allá de los resultados, son reconocidos como buena gente y como leales competidores que utilizan las mejores armas, y esto también es una parte fundamental de la formación”.

Finalmente, Tamarit felicitó a los profesores “que tienen una tarea superlativa, que tiene que ver con la formación de grupos”, y a los estudiantes, a quienes, además, los convocó “a que reflexionen que son la cara de la UNNOBA en relación a cómo se comportan es cómo nos ven”. Y concluyó: “Además de agradecerles, les marcamos esta responsabilidad, la de seguir transitando este camino y ampliarlo todo lo que podamos, por los que están y por los que vienen, que es lo que hacemos en todas las instituciones educativas”.

Los entrenadores

Entre los referentes de los grupos, el primero en hablar fue Juan Carlos Picco, uno de los entrenadores del equipo de básquet: “Agradecemos a la Universidad porque siempre nos apoya y nos da la confianza. Ya era un triunfo que nosotros pudiéramos ir por primera vez a la instancia final de los Juegos Universitarios y, más allá de que uno siempre busca ganar, la Dirección de Deportes mantiene la línea que el rector acaba de mencionar. El deporte no es más que un complemento para la formación integral de los alumnos, y en esa línea es que vamos. Por eso resaltamos el comportamiento ejemplar de todos los alumnos que compartieron esta semana”.

El otro entrenador del equipo, Raúl Scaglione, sostuvo que “el equilibrio que se logró en todos los aspectos fue clave y a partir de eso hay una química de equipo entre jugadores, entrenadores, padres que fueron a vernos, y se hicieron las cosas como se tenían que hacer”.

Scaglione también destacó la labor del equipo de fútbol, recordó que los resultados a veces tienen que ver “con hechos fortuitos” y aseveró que “más allá de que se compitió en dos deportes, fuimos todos de la UNNOBA”.

Finalmente, el entrenador del equipo de fútbol, Julián Coppolino, agradeció a los jóvenes “porque desde el primer momento ellos supieron dónde y para qué estaban ahí”, y enfatizó que en toda su estadía en Buenos Aires “mantuvieron el comportamiento y la unión del grupo”. Y al igual que su colega Scaglione, señaló que “había representación de fútbol y básquet pero, en realidad, era una sola delegación, y eso estuvo bien claro”.

Fuente: Junín 24

Artículos Relacionados