“Cuando asumí la Coordinación General de Actividades Deportivas de la UBA (Universidad de Buenos Aires) en abril de 2011, vi que el mayor problema que tenía el deporte universitario en nuestro país era la división marcada entre lo público y lo privado, y la falta de una Institución que los junte”, explicó Emiliano Ojea en una conversación con Argentina Amateur.

De ese agudo sentido perceptivo de Emiliano, y tras muchas reuniones, compromiso y duro trabajo, el 22 de noviembre de 2012 surgió FeDUA (Federación del Deporte Universitario Argentino), organismo del que Ojea es fundador y actual presidente. De este hecho sin precedentes, como así también de la importancia de contar con un fuerte desarrollo del deporte en las universidades del país, habló quien es uno de los grandes impulsores de este proyecto.

En 2011 se celebró en Shenzhen, China, la XXVI Universíada. Cuenta Emiliano que fue ahí cuando tomó real dimensión de lo que se puede generar desde el deporte en las universidades. En aquel entonces, él era parte del Comité Técnico del Deporte Universitario Argentino (CTDUA), dependiente del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), que se encarga de organizar los Juegos Nacionales Universitarios cada dos años. Fue en ese momento que estableció contacto con ADUA (Asociación del Deporte Universitario Amateur), dependiente del CRUP (Consejo de Rectores de Universidades Privadas). Juntos se encargaron de organizar la delegación de cinco deportistas argentinos que participaron de aquella Universíada.

Al regresar, puso manos a la obra. Él lo cuenta. “Nos juntamos con directores de deportes de otras universidades nacionales y ADAU. También nos reunimos con autoridades de la Subsecretaría de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación, con la Secretaría de Deportes de la Nación, con el Comité Olímpico Argentino y con Rectores”.

“El 22 de noviembre de 2012 (día en que Perón decretara la gratuidad universitaria) en la Universidad Nacional de Lanús, con la presencia de la Rectora Ana Jaramillo y el Secretario de Deportes de la Provincia de Buenos Aires, Alejandro Rodriguez, nació FeDUA”. Y continuó: “nació como una expresión que busca incluir a todas las instituciones superiores de nuestro país al sistema deportivo universitario, con una lógica federal y democrática, incluyendo las universidades públicas y privadas y los terciarios públicos y privados”.

¿Cómo está FeDUA constituida? ¿De qué forma se financia?

Está integrada por distintas universidades nacionales y provinciales, por ADAU y las universidades privadas y por terciarios del país. Tiene una comisión directiva, que presido, de la que forman parte los socios activos de la federación, actualmente conformada por 12 compañeros en representación de 11 universidades y ADAU. Por otro lado, contamos con socios adherentes, miembros de universidades privadas e institutos terciarios. Las fuentes de financiamiento de FeDUA son, por el momento, los apoyos económicos que recibimos de parte de distintos organismos gubernamentales que acompañan nuestras iniciativas. Hasta el momento los apoyos más importantes que recibimos provienen de la Subsecretaría de Gestión y Coordinación  de Políticas Universitarias, del Ministerio de Educación de la Nación y de la Secretaría de Deportes del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

Entre sus diversos objetivos, FeDUA se encarga de organizar los Juegos Universitarios Argentinos (JUAR), la competencia nacional que aglutina universidades de todo el país y miles de estudiantes. Emiliano cuenta con detalle cómo surgió la idea. “Los empezamos a pensar en el 2013 en conjunto con las áreas antes mencionadas, con el objetivo de generar una competencia de carácter anual, federal y que permita generar organización y sistematizar la práctica deportiva al interior de las universidades e instituciones superiores. Por eso, diseñamos una primera etapa regional, clasificatoria a una instancia final”.

“Este primer año, nueve universidades nacionales pudieron hacerse cargo del deporte universitario en sus respectivas regiones, y casi 100 instituciones participaron de la primera edición, provenientes de las 24 provincias de nuestro país, llegando alrededor de a 20.000 estudiantes”, narró. Números que hablan por sí solos. 

Pero, ¿por qué es tan importante contar con un deporte universitario desarrollado? Ojea responde nuevamente. “Si queremos construir un futuro justo e inclusivo, debemos apostar por una educación de calidad. En ese sentido, siempre sostenemos que si la educación viene de la mano del deporte, estamos garantizando una formación integral de nuestros jóvenes, que son el futuro. Es que el deporte es una herramienta que permite transmitir principios fundamentales para vivir en democracia y fomentar valores sociales, educativos y culturales”.

“Contribuye a la formación de hábitos saludables que mejoran la calidad de vida de las personas y, fundamentalmente, genera oportunidades educativas integrales para contribuir a la formación psico-fí­sica de los individuos. Además, el deporte les permite a los estudiantes ponerse literalmente la camiseta de sus instituciones, y genera una pertenencia que contribuye a la permanencia en la universidad y la finalización de los estudios”, prosiguió.

También resaltó lo significativo que es que los jóvenes no deban más tener que decidir entre estudiar o practicar competitivamente un deporte. “Si sistematizamos competencias como los JUAR y logramos el apoyo para participar de las competencias internacionales no tengo duda que vamos a hacerle un gran aporte al Deporte Argentino, ocupamos un renglón ausente en la historia del deporte de nuestro país y no competimos con nadie. Al contrario, sumamos calidad”.

¿Es la NCAA (National Collegiate Athletic Association) un modelo a imitar?

No hay dudas que la NCAA es el sistema de deporte universitario más importante del mundo, a nivel de desarrollo deportivo e importancia. De todas formas, no afirmaría que sea un modelo a replicar. Lo primero que hay que tener en cuenta es que en Argentina tenemos la suerte de contar con un sistema universitario púbico, gratuito y de calidad, cosa que en Estados Unidos no ocurre. El sistema universitario allá es sumamente excluyente, y está destinado a quienes pueden pagar extravagantes sumas de dinero. Sin dudas que eso les permite tener un presupuesto inmenso que, entre otras cosas, les posibilita tener ese sistema deportivo impecable. Ellos manejan muy bien las cuestiones vinculadas al marketing, la comunicación y las redes sociales, y también son vanguardia a nivel mundial. Eso sí es más interesante para replicarlo, y es lo que tratamos de hacer. Por eso desarrollamos una aplicación para que los estudiantes sigan los JUAR desde el celular, minuto a minuto, y ponemos mucho énfasis en nuestras redes sociales, porque entendemos que es la forma de que los estudiantes deportistas se apropien de todas estas acciones, que son para ellos. 

Del 3 al 14 de julio de 2015 se celebrará la XXVIII en Gwankju, Corea del Sur. Argentina intentará mejorar las dos medallas obtenidas en Kazan, Rusia 2013. Al respecto, Emiliano sostiene que cree que Gwankju 2015 “va a ser el salto más importante en la historia para el Deporte Universitario Argentino. Estamos trabajando fuerte junto con la Subsecretaría de Políticas Universitarias para participar de las Universiadas con delegación completa, lo cual podríamos estar hablando de 300 deportistas representando a nuestro país. Si llegáramos a lograr eso marcaríamos un antecedente importantísimo en términos de inserción internacional, hecho que contribuiría –además- al fortalecimiento local”.

A pasos agigantados, el deporte universitario crece. Y eso es una gran y esperada noticia.

Por Hernán Goldzycher – Argentina Amateur 

Artículos Relacionados