La Federación Internacional del Deporte Universitario (FISU por sus siglas en francés Fédération Internationale du Sport Universitaire) es una entidad que representa a los cinco continentes y cuenta con la afiliación de 167 federaciones nacionales que representan, en sus países al deporte universitario. 

 

Su responsabilidad principal la supervisión de los Juegos Olímpicos Universitarios, tanto de invierno, como de verano, organizados en los años impares,  así como también de los mundiales universitarios, organizados en los años pares.   

Los miembros de la FISU se reúnen cada dos años en la Asamblea General donde se definen los proyectos de la Federación y su devenir para los próximos años. Este es el órgano principal de Gobierno de la entidad. 

Su funcionamiento cotidiano está a cargo de un Comité Ejecutivo, que elegido cada cuatro años, se encarga de las gestiones diarias para el funcionamiento de la FISU. 

Se conforman 16 comisiones, que son las que asesoran al comité ejecutivo y a la asamblea en los asuntos concernientes a la organización de los eventos, así como también el ingreso de miembros, las elecciones de las ciudades candidatas, las elecciones de las ciudades sedes, etc. 

FISU se sostiene económicamente de las suscripciones, las cuotas anuales, los derechos de televisión y las actividades de marketing. 

La FISU no sólo tiene una dimensión internacional, sino que también es independiente y libre, independientemente de la fuente de apoyo financiero y técnico de sus socios institucionales, académicos, financieros y medios de comunicación.