KAZAKHSTAN – Las 12 mil localidades del Almaty Arena estuvieron repletas de público disfrutando de la espectacular ceremonia inaugural preparada por el Comité Organizador de la edición número 28 de la Universiada de Invierno “Almaty 2017”.

Con una impactante puesta en escena y diversos shows, se propuso un recorrido por la cultura, tradición y mitología de Kazakhstán, país organizador de este multitudinario evento.

Durante la ceremonia, el presidente de FISU, Oleg Matytsin manifestó: “En nombre de la Familia FISU, quiero darle las gracias al Presidente y al pueblo de Kazakhstán y a todos los que han contribuido a esta Universiada por su arduo trabajo y su compromiso. Estoy convencido de que el patrimonio de la Universiada será un factor importante de estabilidad y bienestar de Almaty durante muchos años.”

Las Universiadas de Invierno y Verano (Juegos Olímpicos Universitarios), organizados por la FISU cada dos años, son el segundo evento deportivo más importante del mundo luego de los Juegos Olímpicos del COI, una tradición para los Estudiantes Deportistas de elite del mundo.

Por primera vez, la Argentina estará representada en una Universiada de Invierno con una delegación conformada por el Presidente de FeDUA, Prof. Emiliano Ojea, dos estudiantes-deportistas (Iñaki Odriozola y Tomás Bacigalupo) y Tatiana Alonso, la Jefa de Delegación. Hasta el 8 de febrero, Iñaki y Tomás competirán en Snowboard y Ski Alpino, respectivamente.

Emiliano Ojea, desde Almaty expresó su alegría “por esta histórica participación Argentina en una universiada de Invierno. Comenzamos este sueño con 5 atletas en la Universiada de Verano en China (2011); luego estuvimos en Rusia (2013) con 24 personas; en Corea (2015) con una delegación de 120 y ahora -además de haber participado ya en 8 mundiales de FISU- podemos participar por primera vez en un juego olímpico universitario de invierno. Para nosotros es una gran satisfacción y el producto de muchos años de trabajo con los responsables del deporte universitario en nuestro país. Lo que estamos viviendo en Almaty es un evento de primer nivel mundial y era una locura que Argentina no sea parte de un evento tan importante en el que participan países de todo el mundo”.