El amor por el deporte también se hereda. Eso fue un poco lo que le pasó a Julián Gaviola, estudiante del Profesorado de Educación Física en el ISDF N°101 de Avellaneda, Campeón Nacional U23 en 800m, Campeón JUR 2018 y parte del equipo que compitió en los FISU América Games. Su madre es Liliana Mariel Góngora, que representó al país en los Juegos Olímpicos Los Angeles ’84 y record femenino juvenil en los 1000, 1500 y 3000 metros y Top Ten en el ranking argentino permanente en 800 metros y 1500 metros. “Cuando tomé conciencia de quién había sido mi mamá, me decidí definitivamente en empezar a practicar atletismo. Al principio de forma recreativa, hasta que los 15 años empecé a entrenar de forma seria”, cuenta quien creció escuchando las anécdotas y enseñanzas que había dejado el atletismo a sus padres.

Hoy, Julián entrena y compite en San Lorenzo, mientras continúa cursando el profesorado. “Llevar una Doble Carrera es complicado, pero yo no quería quedarme sin estudiar y la forma más apropiada de resolverlo fue anotarme en pocas materias para continuar entrenando”. El ISFD N° 101, donde estudia, lo apoya, especialmente con las asistencias. Si un día Julián debe faltar por un entrenamiento especial, en el Instituto justifican la inasistencia. Ese detalle es de gran ayuda para mantener la regularidad.

Estudiar y ser atleta le abrió las puertas para representar a la Argentina en los primeros Juegos Universitarios Panamericanos que se disputaron en San Pablo. Asegura que “entrar en el Deporte Universitario fue una muy linda experiencia. Siempre motiva ver a tantos estudiantes con la misma ambición y dedicación que uno. Descubrí que todo se puede si uno se lo propone”.

Y agrega: “Viví los FISU América Games con mucha emoción y entusiasmo, ya que era mi primera participación internacional. Lo que me dejó es que hay mucha gente apoyando al deporte universitario, cosa que hace un par de años, por lo menos desde mi punto de vista, no se le daba tanta importancia y que se lo tenga en cuenta es muy bueno”.

El futuro

“Mis objetivos como deportista en el 2019 son consagrarme campeón argentino absoluto y viajar al Sudamericano. En lo académico, seguir creciendo como futuro Profesor y aprender nuevas cosas. Y, por supuesto, mientras siga en la carrera voy a querer participar en todas las actividades del Deporte Universitario que haya”.