El jugador de vóley participó de los Juegos Olímpicos Universitarios en Corea del Sur, donde obtuvo la medalla de bronce.

Hace pocas semanas, el joven pinedense Mariano Vildósola emprendía su sueño olímpico en Gwangju, Corea del Sur. Allí, junto al seleccionado argentino universitario tuvieron el honor de ser el primer plantel de vóley del país en participar en una competencia de estas características. Con un nivel de competencia “parejo” entre todos los seleccionados que participaron, los argentinos se quedaron con la presea de bronce.

La ansiedad de sus padres, familiares y amigos se vieron reflejados en la estación terminal de General Pinedo, donde todos esperaban la llegada del micro proveniente de la ciudad de Buenos Aires. Allí, Mariano Vildósola no sólo traía una medalla de bronce, sino que comenzaba a escribir su página en la historia del deporte, argentino, chaqueño y de Pinedo. Abrazos, alegría y emoción para este joven de 24 años que hace historia en esta disciplina.

Del mismo modo en que se lo despidió de la localidad a fines del mes de junio, el intendente de la ciudad, Juan Antonio Reschini, tuvo el honor de recibirlo en la intendencia en su regreso de Corea. “Lo que consiguió Mariano es histórico, no todos los días se recibe en Pinedo a un medallista olímpico”, expresó el jefe comunal, quien agasajó al joven y su familia con un desayuno en su arribo a la ciudad. “Felicitamos a Mariano, por su profesionalismo, por ser una gran persona y por habernos representado tan bien a los argentinos, chaqueños y sobre todo a los pinedenses”, agregó Reschini.

Los juegos olímpicos universitarios se desarrollaron en Gwanju Corea del Sur, donde la selección universitaria argentina de vóley participó en uno de los cuatro grupos de seis equipos cada uno obteniendo grandes resultados y donde obtuvo la medalla de bronce. “Todos los equipos tuvieron un nivel muy parejo, podía ganar o perder cualquiera, por eso vale tanto el sacrificio”, dijo Vildósola, quien aseguró que estaban, “mentalizados y pudieron mantener un nivel constante durante todo el campeonato”.

Con el recibimiento de sus afectos y el calor familiar, Mariano se tomará unos días para descansar y “bajar un poco de todo lo vivido”, luego se enfocará en sus estudios. “Me falta una materia, quiero recibirme y así poder viajar a San Juan”, dijo, ya que será parte del plantel profesional de UPCN, a partir del 15 de agosto. “Es un gran equipo, el mejor de la argentina y es importante en mi carrera”, se ilusiona el joven medallista.

Fuente: DataChaco

Artículos Relacionados