Paula Pareto entró en la historia del deporte argentino: es la primera mujer en obtener una medalla de Oro en un Juego Olímpico. La judoca Argentina ya había obtenido una presea de bronce en los JJOO 2008 y se había coronado campeona mundial el año pasado.

Paula es un ejemplo de dedicación y tenacidad: además de entrenar todos los días para la disciplina que la llevó a ser la número uno del mundo, la peque acaba de recibirse de médica en la Universidad de Buenos Aires. Paula es un ejemplo de constancia: viaja a los campeonatos con los libros, para estudiar.

“Todo se puede en la vida. No hay que dejar de estudiar para hacer deporte, ni eliminar el deporte porque se quiera seguir una carrera”, declaró luego de colgarse esta histórica medalla de oro. Paula es, para nosotros, una embajadora. Paula es un claro ejemplo de que nuestra apuesta al deporte universitario vale la pena.

Artículos Relacionados