La Universidad Nacional de Quilmes, donde estudia Comunicación, lo acercó al futsal 3 años atrás. Después de jugar toda su vida al fútbol, cuando terminó la secundaria, Mariano Orlando se quedó sin un lugar donde practicar por falta de tiempo. Entonces se enteró de que había futsal en la UNQ y le pareció interesante aprender un nuevo deporte. Llegó a los JUR, fue abanderado y, este año, el Director de Deportes de la Universidad, Nicolás Mellino, quiso destacar su compromiso nombrándolo Responsable de Comunicación de los JUR Metropolitana Sur. “Para mí es un sueño cumplido estar trabajando en un ámbito que promueve la inclusión y el desarrollo de las personas como lo hacen los JUR”, cuenta. Desde el rol que le tocó, intentó brindar su aporte como  deportista universitario y estudiante de comunicación.

Antes de eso y tras su experiencia en la primera Academia de Líderes de FeDUA en Villa María y en la Academia de FISU en Kazan,  Mariano fue parte del equipo de Líderes Voluntarios que participó activamente en la Casa del Deporte Universitario durante los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018. De esos días maratónicos, asegura que lo sorprendió la cantidad de gente que movieron los Juegos y cómo pudimos conectar a gente de distintos puntos del mapa con el Deporte Universitario. “Estuvo bueno poder ayudar como voluntario para que el Deporte Universitario sea más inclusivo y llegue a más gente”.

¿Cómo te imaginas al Deporte Universitario en Argentina de aquí a 5 o 10 años? ¿Y dónde te gustaría estar en ese momento?

Me veo muy ligado al Deporte Universitario. Encontré un lugar que es muy satisfactorio desde lo personal, que me interesa muchísimo y me gusta. Ojalá el Deporte Universitario cobre muchísima importancia. FeDUA es joven, pero avanza a pasos sorprendentes. Ojalá pueda seguir creciendo y yo pueda estar ahí.

Artículos Relacionados