Martín Leguizamón, capital de los Choiques, se mostró muy contento tras haber participado del Mundial de Rugby Seven Universitario en San Pablo, Brasil, donde la Argentina terminó en séptima posición.

“Fuimos con muchas expectativas, no todos los días tenés la chance de jugar un mundial. Para todos se trató de algo nuevo, pero lo tomamos con mucha responsabilidad”, expresó el estudiante de la Universidad de la Marina Mercante.

Martín también se refirió al alto nivel deportivo de la competencia: “Pensábamos encontrarnos con equipos más amateurs, dado que se trataba de una competencia universitaria; sin embargo no fue todo tan tranquilo y nos cruzamos con equipos realmente profesionales.  La diferencia era abismal, sobre todo en la parte física, las selecciones ya están conformadas y entrenan todos juntos durante todo el año. Nuestro caso fue diferente, porque  muchas veces, al pertenecer todos a distintas Universidades se nos complicaban los horarios de entrenamiento, lo hicimos más  a pulmón.”

El capitán de los Choiques también resaltó la organización del evento y la integración que se dio con miembros de otras delegaciones, a pesar de las barreras idiomáticas. “Compartíamos el mismo hotel con las delegaciones de Francia y China Taipei, y el último día intercambiamos camisetas y souvenires”, recordó. “Fue realmente muy lindo y la convivencia entre todos los compañeros fue excelente. Ojalá se vuelva a repetir y, con el apoyo y el impulso de la FeDUA, el deporte universitario se siga desarrollando en la Argentina”, concluyó.