Boyezuk, estudiante, entrenadora y jugadora de la UNLP, es una de las convocadas para la Selección Argentina para los Juegos Universitarios Sudamericanos que comienzan este 22. “Queremos clasificar al Mundial de China del año próximo”, afirmó.

“Es un orgullo defender al país”. Desde este 22 del corriente comienzan los Juegos Universitarios Sudamericanos (JUSBA), en donde por segunda vez en la historia de la competencia habrá vóley femenino. Como aquella primera ocasión, en 2004, el 2016 vuelve a tenerlas y por ende estarán ambas ramas. Y en un año particular para las universidades, la convocada Agustina Boyezuk (23), a punto de recibirse de Profesora en Educación Física y además entrenadora y jugadora en la misma Universidad Nacional de La Plata (UNLP), dio su parecer sobre papel en el equipo y el objetivo de la Selección Argentina Universitaria, sin olvidar su vinculo de importancia con la UNLP.

Siendo la última en retirarse del Campo de Deportes de la UNLP, Boyezuk no fue seleccionada sólo por ser estudiante. Ella viene de un pasado pincharrata, fue armadora de Estudiantes y con su juego sobraban los motivos para su pasada convocatoria. “Hace 13 años que juego al vóley. Me puso muy contenta que me tomen para estar en la Selección”, aseguró, sonriendo.

En otros países, es clave la importancia que se le dan a los equipos universitarios. En Argentina, falta dar ese paso. Casi que primero pasan por el equipo de la facultad para, quizás luego, llegar a la Selección. Y eso se está buscando en el territorio nacional. También es lo que piensa Guillermo Orduna, que estuvo atento a estos Juegos y busca que no sólo se tenga rodaje en las mayores de la Selección, sino que haya otras posibilidades.

En muchos casos, les es difícil completar el sueño a las jugadoras (o jugadores) de saltar a la Selección desde su equipo, más que nada porque es la única posibilidad de representar al país, tanto desde juveniles hasta los de primer nivel. Pero desde hace algunos años, resurgió esa idea de darle importante a aquellos que estudian, que juegan defendiendo a la casa institutriz y están en el medio.

“Es la posibilidad de codearte con jugadoras de tu nivel, más con algunas que ya conozco (NdR: Aylín Pereyra, María Lourdes López, jugadoras del Pincha, entre otras)”, sostuvo Boyezuk. Ella, que llegó para esta temporada a defender la camiseta del Roble (equipo femenino de la UNLP), se planteó otro objetivo para el 2016 y le llegó ésta posibilidad. La intención para el equipo que dirige Laura Vincente es “llegar a la final y clasificar al Mundial de China del año siguiente”. 

“El año, desde un principio, me lo tomé para poder recibirme. Dejé la chance de poder jugar Liga Argentina y Metropolitano en Estudiantes, opté por estar en el vóley amateur de La Plata porque no podía alejarme de mi pasión y encima se me da ésta ocasión de estar con la Selección. Estoy feliz”, aseguró la armadora.

Nueva en el equipo del Roble, se destacó con su paso en la institución albirroja de la ciudad de las diagonales. “Esperemos que éste año se nos de en la final”, en relación con la final perdida en 2015 contra Atenas. Dirigidas por el cubano Geovanis Bauly, ellas son una de las líderes del campeonato local.

Sin olvidarse de la realidad educativa pública del país, la armadora remarcó que “también es importante más en el momento que se está pasando, y es bueno que el deporte que se sume por la lucha de defender lo público”.

Fuente: Voley 631