Del 2 al 5 de agosto, en Macao (China), se desarrolla el primer Mundial Universitario de Wushu organizado por la FISU. La Argentina está representada por dos atletas: Ezequiel Rosales – estudiante de la UNPAZ y único representante de su disciplina en las Universiadas de Taipei 2017, y Federico Díaz, estudiante de la UBA.

Los chicos llegaron a destino el 31 de julio, con tiempo para entrenar y aclimatarse. Las competencias comenzaron el jueves 2 en el Macao Forum y ese mismo día debutó Ezequiel en la disciplina Chanquan, donde se midió con los mejores del mundo en un país que es potencia de este deporte. Federico, que competirá en Gunshu, hará su presentación el domingo 5.

Gastón Ezequiel Rosales y Federico Díaz en el Mundial Universitario de Wushu

Wushu quiere decir artes marciales en chino (武 “Wu” = militar o marcial, 术 “Shu” = arte).  Es una disciplina que fusiona el espíritu tradicional y el alto rendimiento deportivo. Por su antigüedad, es considerado el antecesor de todas las artes marciales. En Argentina existe la Federación  Argentina de Wushu Kung-Fu (FAWK), que reúne a quienes practican este deporte. La FAWK trabajó en conjunto con la FeDUA previo a las Universiadas de Taipei y de este Mundial Universitario.

Este año, la Federación Internacional del Deporte Universitario (FISU) organiza 32 Mundiales Universitarios. Es la intención de la FeDUA contar con representación en al menos 10 de ellos. En lo que va de 2018 hubo argentinos en los Mundiales de Beach Volley, Rugby Sevens, Cross Country y Wushu. Los habrá también en los Mundiales de Remo, Ajedrez, Patín y Squash y se espera alcanzar el objetivo de viajar al Mundial de Futsal en Kazajistán.