Tenía 11 años cuando una profesora le vio condiciones para el atletismo. Empezó con salto en largo y pasó por todas las disciplinas, hasta que a los 14 compitió en los Juegos Evita y eligió el salto con garrocha. “Ahí comenzó mi carrera”, asegura Carolina Nuñez, flamante Profesora de Educación Física recibida en el ISEF N°11.

Nacida en San Rafael, Mendoza, toda su carrera deportiva se construyó en Chos Malal (Neuquén). “Entrenaba en tierra, en un descampado; hacíamos un pozo en la tierra, poníamos colchones de altura, dos palos y un elástico. En esas condiciones entrenábamos y en esas condiciones clasifiqué a los Sudamericanos menores y juveniles, con marcas mínimas registradas”.

Al terminar la secundaria, Carolina viajó a Rosario para estudiar y entrenar con Olmes Fornero, un “excelente entrenador de garrocha y excelente persona”. En ese entonces se lesionó y no pudo participar en el Mundial juvenil 2014, pero se abrió la puerta para competir en los Juegos Universitarios Regionales y sumergirse en el mundo del Deporte Universitario.

“El año pasado logramos inscribirnos para los Regionales en Córdoba, llegué a la instancia nacional y me dijeron que tenía la marca para el Panamericano de San Pablo. Como no había fondos para costear la participación, con Carolina Paiva empezamos a movernos, tratamos de conseguir subsidios, hicimos rifas y pudimos llegar”.

Desde que puso un pie en San Pablo, todo fue algo inolvidable. “Una gran experiencia y un trato espectacular”, dice. “El equipo técnico de Argentina fue excelente, vivimos en un ambiente de compañerismo y apoyo; con furor, pasión y corazón. Yo saltaba y escuchaba el aliento de los chicos de basquet; jugaban los chicos de voley y yo estaba ahí, rescato muchísimo el apoyo que nos dimos entre compañeros de distintos deportes”.

Los Juegos Universitarios Panamericanos fueron una gran motivación. “Me dieron el impulso necesario para seguir y esforzarme por entrar a los próximos Juegos Mundiales Universitarios en Napoli y los Juegos Universitarios Sudamericanos en Concepción. Creo que el Deporte Universitario es una gran oportunidad para los que estudiamos y realizamos deporte a la vez, especialmente para los que estudian carreras que demandan mucho tiempo”.

La frase de Carolina
El atletismo es un ejemplo de la vida: te caés y tenes que levantarte, sacarte los miedos, ir siempre para adelante, ser resiliente, ser constante, perseverar, tener continuidad y progresividad, tener valor. El atletismo te llena de muchísmos valores y te hace buena persona.  Yo me vine a los 17 años de un pueblito chiquito a una ciudad enorme y palo tras palo tuve que saltar; me caí y me levanté, atravesé lesiones sola, seguí adelante… Todo eso lo aprendí del atletismo. El deporte es así.