Jornada histórica para el atletismo universitario argentino. Por primera vez, dos atletas nacionales se ubicaron entre los 8 mejores del mundo y sellaron su actuación con la obtención de un diploma de honor como premio a su gran desempeño.

Un Taipei Stadium colmado de espectadores brindó un marco espectacular para las finales de atletismo. Las pruebas comenzaron temprano y la Argentina estuvo representada por Fiorella Chiappe Madsen en Heptatlon. La estudiante de Educación Física en el Instituto José Ingenieros completó las pruebas de 100 metros con vallas y salto en alto, pero no pudo presentarse a las siguientes pruebas por una lesión.

Ya más avanzada la tarde llegó la final de Salto con Garrocha. Valeria Chiaraviglio, de familia de garrochistas por excelencia, logró saltar 3,90m; 4m y 4,10m en el primer intento, pero no pudo pasar los 4,20m y culminó en la octava posición que la hizo acreedora de un diploma. “Me quedé con las ganas de repetir mi mejor marca, pero no se dio”, dijo finalizada su participación.

Pasadas las 20:45hs llegó una de las pruebas más esperadas: los 3.000 metros con obstáculos, donde corría Belén Casetta, reciente finalista del Mundial de Atletismo en Londres, récord sudamericano y abanderada de la delegación nacional de estas Universiadas. Belén, que estudia Medicina en la Universidad FASTA de Mar del Plata, mantuvo la segunda posición durante media carrera, pero las altas temperaturas de Taipei y el desgaste físico de tantas carreras acumuladas, se hicieron sentir. Llegó sexta, con un tiempo de 10:12:77, a 21 segundos de Tugba Guvenc, de Turquía, que ganó la medalla de oro con un tiempo de 9:51:27.

Tenía muchas expectactivas porque llegué después de Londres con mi mejor marca, pero no se me dio. Sufrí el último kilómetro y medio, empecé a sentir la fatiga muscular por el desgaste físico,  el viaje y las condiciones climáticas, pero son carreras, a veces las cosas salen y a veces, no”, explicó.

Belén se mostró orgullosa por haber recibido un diploma de honor: “Es la primera vez que me ubico en un puesto tan bueno; eso significa un avance y es motivación para seguir mejorando a futuro. Sé que debo trabajar más la recuperación, pero confío en que voy a seguir creciendo.”